Nuestros proyectos en Irak: educación, medios de subsistencia y apoyo psicosocial


 Irak: educación, medios de subsistencia y apoyo psicosocial
A finales de 2014, el Estado Islámico (EI) ocupó Mosul y otras zonas estratégicas de Irak, productoras de petróleo, en un momento en que quedó manifiesta la fragilidad de un país devastado por años de un conflicto inducido por la ocupación, el sectarismo, las instituciones fracturadas y la elevada y generalizada corrupción. El conflicto ha tenido un profundo impacto, particularmente en áreas donde antes vivía comunidades diferentes: sunitas, chiíes, cristianas, yazidíes, etc. Las historias sobre las atrocidades y la brutalidad del EI han aterrorizado a las familias, que, desesperadamente, buscan donde protegerse.

Desde enero de 2014, 1.8 millones de personas se han visto desplazadas en todo Irak. Más de 850.000, el 49 por ciento de los desplazados internos de Irak, han buscado refugio en la región del Kurdistán iraquí. Debido a los vaivenes del conflicto, es difícil predecir cuándo terminarán los desplazamientos masivos o cuánto tiempo la gente permanecerá desplazada.

La mayoría de los desplazados internos, que viven en campamentos, alojamientos informales y refugios de baja calidad están en riesgo. Estas viviendas inadecuadas ponen la salud y la seguridad de las personas en riesgo. El aumento de los precios de los artículos de primera necesidad, como el combustible, están afectando a los desplazados internos que ya son víctimas de la explotación y del aumento de sus deudas debido a lo difícil de encontrar un empleo.

Más de 1.200 localidades en todo Irak han acogido desplazados internos desde enero de 2014; pero estas comunidades de acogida se encuentran al límite. El reto al que se enfrentan las organizaciones humanitarias es fortalecer la coordinación y la cooperación con el gobierno y los líderes comunitarios locales para identificar soluciones a largo plazo para la vivienda, la protección y la educación.

En respuesta a estas necesidades, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) inició sus actividades en octubre de 2014 en Ankawa, un barrio de Erbil, en el norte de Irak, y Ozal, una ciudad justo al este de Erbil. El JRS ofrece apoyo a las familias independientemente de su confesión religiosa, ideas políticas u origen étnico.

Educación. El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) está llevando a cabo un programa de apoyo a la educación que ayuda a los niños desplazados a incorporarse a las escuelas públicas. Su objetivo es ayudarles a recuperar una cierta sensación de normalidad y a mantener, en parte, una continuidad en sus estudios hasta que puedan ser matriculados en las instituciones educativas oficiales. En esta línea, el JRS realiza actividades extracurriculares en espacios adecuados para los niños.

Medios de subsistencia. Uno de los mayores problemas que enfrentan los desplazados internos es la falta de empleos decentes o de actividades generadoras de ingresos con que ganarse la vida y poder satisfacer sus necesidades básicas: vivienda, alimentación, salud, etc. El JRS ofrece clases de idiomas, alfabetización informática y cursos de peluquería para hombres y mujeres. Por otra parte, también ofrece cursos de esteticista, artesanías y elaboración de dulces a las mujeres.

Visitas domiciliarias y apoyo psicosocial. Reconociendo que el bienestar psicosocial se basa en una combinación de factores emocionales y sociales, este objetivo incorpora el apoyo individual / familiar a través de la ayuda y la terapia psicológica y una sensación sostenida de apoyo de la comunidad a través de actividades sociales. Los equipos del JRS, que cuentan con miembros de diversos orígenes étnicos y confesiones religiosas, visitan a las familias en sus hogares proporcionando apoyo emocional e identificando sus necesidades; cada mes visitan a 500 familias entre las dos ciudades. El JRS deriva a aquellas personas que lo necesiten a psicólogos y trabajadores sociales. Por otra parte, el JRS organiza reuniones sociales para reconstruir las redes de apoyo comunitario.

Los proyectos del JRS en Irak son financiados por las oficinas de la Misión Jesuita en Alemania, Austria, Bélgica, Inglaterra y Suiza, y por Misereor y Manos Unidas.



Oriente Medio y África del Norte

Cedric Prakash SJ

middleeast.communications@jrs.net
+961-1-332-601
http://www.jrsmena.org

El JRS Oriente Medio y África del Norte es la última de las regiones creadas por el Servicio Jesuita a Refugiados, una organización católica internacional de la Compañía de Jesús. En Oriente Medio, el JRS ofrece servicios humanos y pastorales a los refugiados a través de una amplia gama de servicios: asistencia de emergencia y legal, visitas familiares, servicios educativos, microcréditos, y actividades psicosociales y recreativas. La oficina regional atiende a más de 2.000 refugiados iraquíes en Jordania y Siria.

Siria: A pesar del calor y la violencia, el trabajo continúa

Alepo, 12 de julio de 2017 – La temperatura en Siria sigue subiendo: literal y figurativamente. Con las temperaturas diurnas de la semana pasada oscilando entre los 40? y 45? en la mayor parte del país, han sido unos pocos pero duros días para muchos.
>>>

Irak: centrados en el refugiado olvidado

Dohuk, 12 de julio de 2017 - El JRS lleva presente en Irak, en el área de Erbil, desde 2014, y decidió ampliar su intervención en el norte, en la provincia de Duhok, el año pasado, donde había grandes necesidades.
>>>

Siria: ¿Qué pasaría si tuviera que huir?

Roma, 12 de junio de 2017 - Cuando la crisis comenzó en 2012, vi que había que hacer algo. Quería ayudar a los demás y no podía permanecer de brazos cruzados sin hacer nada mientras la gente huía de las bombas.
>>>

Irak: Acompañando a los yazidíes

Erbil, 11 de mayo de 2017 – El 19 de abril fue el Día de Año Nuevo para los yazidíes. Fue una alegría reunirse con algunos de ellos en Sarsink, distrito de Dohuk, Irak, ese día, para saludarlos con un "Jajna ta Piroz". Cada familia carga una bandeja con ensaladeras llenas de galletas, huevos duros con su cáscara pintada de colores, caramelos, frutas, y por si acaso, ¡también un paquete de cigarrillos! Lo comparten con mucha alegría, a la vez que ofrecen un refresco a las visitas. Las celebraciones continuaron al día siguiente en Sharya-Khadima.
>>>

Siria: el acceso limitado a los recursos básicos afecta a la población

24 de enero de 2017 – El invierno en Siria sigue siendo más que duro. Los desplazados, sin acceso a un alojamiento adecuado y a calefacción, siguen sufriendo. Los artículos de primera necesidad son difíciles de conseguir, y cuando están disponibles sus precios son astronómicos.
>>>





Australia
Camboya
Indonesia

Singapur
Tailandia
Etiopía
Kenia
Sur de Sudán
Uganda
Bélgica

Francia
Alemania


Irlanda
Italia
Macedonia
Malta
Portugal
Rumania
Eslovenia
Suecia
Reino Unido
Colombia
Ecuador
Venezuela

Jordania
Líbano
Siria
Turquía
Afganistán
India
Nepal
Sri Lanka
Angola
Malawi
Sudáfrica
Zimbabwe
Canadá
Estados Unidos de América
Camerún
República Centroafricana
Chad