Este sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies: navegación / sesión, analytics, funcionalidad y de terceros. Al pulsar "Más información" se mostrará la información extendida sobre los tipos de cookies utilizadas y podrá elegir si desea autorizarlas mientras navega por el sitio.
MAS INFORMACIÓN
x

Estados Unidos: el JRS pide el reconocimiento de los derechos y que se respete la dignidad de niños, niñas y familias que buscan asilo
27 junio 2018

Washington, 27 junio 2018 –  El Servicio Jesuita a Refugiados de los Estados Unidos ha pedido al gobierno de los EE.UU. que tome las medidas necesarias para garantizar que los solicitantes de asilo que llegan al país no sean castigados penalmente por haber buscado protección y que los derechos y la dignidad de niñas, niños y familias sean respetados.

El JRS USA cree que las políticas de los EE.UU. que amparan la detención indefinida de las familias que solicitan asilo son contrarias a nuestros valores católicos y conculcan los derechos de los solicitantes de asilo y la dignidad de la infancia y sus familias. También ponen en riesgo la salud mental y el bienestar a largo plazo de los niños, las niñas y sus padres.

El JRS trabaja con infancia y familias desplazadas por la fuerza en todo el mundo y sabe que la detención puede tener un efecto particularmente perjudicial en su bienestar. La detención puede causar un perjudicial estrés psicológico y puede afectar permanentemente al desarrollo mental, físico y emocional de niñas y niños.

"Las niñas y los niños desplazados ya sufren importantes  traumas y desafíos como consecuencia de su desplazamiento forzoso", dice Joan Rosenhauer, directora ejecutiva del JRS USA. "Tratarlos a ellos y a sus familias como criminales y mantenerlos bajo custodia provocará aún más traumas a miles de niñas y niños y un daño potencialmente irreparable a largo plazo".

La postura del JRS - basada en la Enseñanza Social Católica, los valores de los jesuitas y el profundo conocimiento que nos da trabajar con las personas desplazadas – es que deberían implementarse los siguientes principios:

• Toda persona que huye de graves violaciones de derechos humanos tiene el derecho inalienable de buscar protección en otro país;

• Toda persona que huye de graves violaciones de los derechos humanos tiene derecho a ser oída y a presentar una solicitud de asilo;

• Las personas y sus familias no serán castigadas, administrativa o penalmente, por presentar una solicitud de asilo ante las autoridades nacionales del país en el que buscan protección;

• Las autoridades de los países de recepción deberán ser muy escrupulosas para garantizar el bienestar y la seguridad de los solicitantes de asilo;

• Los niños y las niñas que buscan asilo en otro país, vayan acompañados o no, y por razones de vulnerabilidad física y mental, requieren que se les brinde amparo y cuidados especiales, lo que incluye la protección legal adecuada y la unidad de la familia, siempre que sea en el mayor beneficio del niño y la niña.

Por estas razones, el JRS exhorta al gobierno de los EE.UU. a garantizar que, en sus políticas respecto a los solicitantes de asilo en el país, los derechos de los más vulnerables de entre nosotros estén protegidos.






Press Contact Information
Martina Bezzini
martina.bezzini@jrs.net