Chad: encuentro con el director nacional, Alberto Martín Huertas
17 febrero 2017

Alberto Martin Huertas, el director nacional. (El Servicio Jesuita a Refugiados)
2017 es un gran desafío para el JRS Chad, estamos ampliando nuestras actividades en educación primaria a otros cinco campamentos de refugiados en Farchana y Oure Cassoni.

N'Djamena, 17 febrero 2017 - En la edición de febrero del boletín bimestral del Servicio Jesuita a Refugiados del Chad, su director nacional, Alberto Martín Huertas, habla del importante trabajo que realiza, de lo que le llevó al JRS y de los retos que encara la organización para 2017.

¿Quiere saber más sobre el Servicio Jesuita de Refugiados en África Occidental? Visite su página de Facebook aquí.

¿Podría presentarse a nuestros lectores?

Un saludo a nuestros lectores, es un placer formar parte de este gran periódico. Mi nombre es Alberto Martín Huertas, en la actualidad director nacional del JRS en el Chad. Soy español, de un pueblo muy pequeño cerca de Madrid. Estudié Economía y Antropología en la Universidad de Madrid.

Desde 2005, he estado trabajando en temas de desarrollo para diferentes ONG y organizaciones internacionales. Soy una persona muy afortunada ya que puedo vivir haciendo lo que me gusta, teniendo la oportunidad de residir en países y áreas tan diferentes como Vietnam, Camboya, Angola y Chad.

¿Desde cuándo trabaja con el JRS?

Desde julio de 2016. No es mucho tiempo, pero durante este período he tenido la oportunidad de aprender sobre el trabajo que realiza el JRS, no solo en el Chad, sino en otras regiones como Kenia. Estoy muy orgulloso y feliz de formar parte de esta organización.

¿Cuáles son los principales proyectos del JRS Chad para el año 2017?

2017 es un gran desafío para el JRS Chad, estamos ampliando nuestras actividades en educación primaria a otros cinco campamentos de refugiados en Farchana y Oure Cassoni. Al mismo tiempo, este año tendremos nuestra primera experiencia implementando un programa de protección infantil. Es un gran desafío, con mucho trabajo por hacer, pero somos muy apasionados y esto se traduce en la confianza que nuestros donantes tienen en nosotros.

¿Cuáles son sus estrategias para implementar estos diferentes proyectos?

En el JRS Chad seguimos una estrategia clara:

• Aumentar el acceso a la educación.

• Mejorar la calidad de la educación.

• Hacer sostenibles nuestras escuelas y acciones.

Tratamos de seguir estos tres principios en todas nuestras actividades; no importa si se trata de educación primaria o preescolar; entendemos que la educación forma parte de todo el proceso del desarrollo de la persona.

Usted es responsable de un gran equipo. ¿Cuáles son sus expectativas para su este?

Estoy contento con nuestro equipo, aunque tenemos que mejorar cosas como la coordinación y la comunicación. Este año contaremos con nuevo personal. Estamos creciendo y estoy convencido de que todo nuestro nuevo personal tendrá el mismo compromiso que todos nosotros.

¿Cuáles son sus principales dificultades hoy en la realización de sus proyectos educativos aquí en el Chad?

Desde mi punto de vista, el principal problema es la sostenibilidad. El JRS ha estado trabajando en el este del Chad durante más de diez años, implementando proyectos educativos, y está claro que no podemos quedarnos aquí para siempre. Lo que más me preocupa es cuando me pregunto: el día que nos vayamos, ¿qué pasará con nuestras escuelas y todos nuestros estudiantes? Esta es nuestro principal reto y ya estamos trabajando para encontrar una solución.

Para usted es muy importante que nuestros proyectos estén vinculados entre sí y no queden como elementos separados. ¿Cómo pretende integrar esta nueva visión en sus equipos?

Tienes razón, para mí es muy importante que todo nuestro proyecto esté vinculado, desde la educación preescolar hasta la educación superior. Cada miembro de nuestro equipo debe entender que incluso si su papel se centra en la educación primaria, todos los estudiantes que están hoy en primaria, mañana estarán en secundaria, por lo que no tiene sentido no involucrar a todos los niveles en las actividades.

El JRS lleva más de diez años en el este del Chad, eso quiere decir que hay niños que comenzaron en preescolar en un proyecto del JRS y ahora están ya casi en la secundaria también en un proyecto nuestro. Cubrir todo el ciclo educativo es un gran desafío para nosotros.

¿Cuál es su último mensaje para nuestros lectores?

A nuestros lectores, solo recordarles lo importante que es la educación, lo importante que es enviar a sus hijos a la escuela, lo importante que es que una vez en la escuela los estudiantes aprenden y se desarrollan. La educación es la base de la sociedad, y nosotros trabajamos para que llegue a todos los refugiados en el este del Chad.






Press Contact Information
Chelsea Dickson
jrscommunications@jesuits.org