Europa: las propuestas de reforma de asilo afectarán a los más vulnerables
03 febrero 2017

Refugiados sirios van de camino a la escuela en un campamento de refugiados en el Valle de la Bekaa, Líbano. El país alberga actualmente a más de un millón de refugiados. La UE puede y debe hacerse cargo de más desplazados forzosos, aliviando así la presión sobre otros países (Kristof Holvenyi / JRS Oriente Medio y Norte de África).
"Nos preocupa que si se aprueban todas estas propuestas, los más vulnerables se verán aún más afectados."

Bruselas, 3 de febrero de 2017 - Las propuestas de reforma del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), en general, equivalen a una sentencia de muerte del asilo en Europa por culpa de los mil y un recortes, según muestra nuestro documento de trabajo, publicado hoy.

"Nos preocupa que si se aprueban todas estas propuestas, los más vulnerables se verán aún más afectados. El apoyo ofrecido a los niños que viajan solos, a las mujeres embarazadas y a las familias separadas se reducirá radicalmente en vez de aumentar", dijo el director regional del JRS Europa, José Ignacio García, SJ.

"Pedimos a las instituciones de la UE que piensen en el impacto que estas propuestas tendrán y pongan sus esfuerzos para que la solidaridad con los refugiados en Europa mejore", concluye.

El JRS Europa abre el documento con recomendaciones detalladas, agrupadas en cuatro áreas principales:

1. Detener la externalización de las responsabilidades de protección.

2. Comprometerse a una mayor solidaridad con los refugiados y entre los Estados miembros.

3. Priorizar la inclusión social y la integración de los migrantes forzosos en las sociedades europeas.

4. Poner fin al uso desproporcionado y excesivo de la detención.

El cuerpo principal del documento presenta un análisis detallado de las propuestas políticas y resalta las siguientes preocupaciones clave.

Abrir la puerta del hospital con la cadena de seguridad puesta: tras el presunto éxito del acuerdo UE-Turquía, en lugar de crear vías más seguras (por ejemplo, visados humanitarios, liberalización de la reagrupación familiar, etc.) para complementar un SECA que ya está funcionando, se han implementado políticas aún más restrictivas para acceder al territorio de la UE. Es decir, aumentará la cifra de migrantes forzosos que morirán en el Mediterráneo y en los peligrosos viajes que realizan en sus intentos de alcanzar la seguridad.

Los niños que viajan solos serán los más afectados: de aprobarse, las propuestas pondrán a los niños en mayor riesgo de detención, mayor riesgo de traslado forzoso de acuerdo con Dublín y también con mayor riesgo de tener que poner sus huellas dactilares tal y como establece EURODAC, que ha reducido la edad mínima para ello de 14 a solo 6 años de edad.

Las familias quedarán separadas: se socava el derecho a la vida familiar, consagrado en la Carta de la UE y por el CEDH. Las revisiones obligatorias del estatus amenazan la educación y las oportunidades de empleo, dificultando la capacidad de las familias a tener una vida digna y proporcionar un ambiente sano y seguro a sus hijos e hijas. Se incrementan los riesgos de indigencia y exclusión social. La utilización de criterios de admisibilidad obligatorios, de acuerdo con Dublín, impedirá en muchos casos a los solicitantes de asilo reunirse con familiares que ya residan en otros Estados miembros.

Se aumenta la cantidad de obstáculos que deben superar los solicitantes de protección: las propuestas dan forma a conceptos problemáticos como "primer país de asilo", "tercer país seguro", "protección interna". Los migrantes forzosos deben pasar las pruebas de detección iniciales antes de que se les permita presentar una solicitud de protección internacional.

Les protegeremos, pero solo por un tiempo: la introducción de revisiones obligatorias de la situación socava la seguridad y la continuidad del estatus de los beneficiarios de la protección internacional. Este enfoque va totalmente en contravía de los niveles de desplazamiento que el mundo enfrenta actualmente. Simple y llanamente paralizará la capacidad de los refugiados de construir unas nuevas y exitosas vidas dentro de la UE.

Se aumenta en vez de reducir la detención: la legislación crea potencialmente más circunstancias en las que los solicitantes de asilo podrían ser detenidos; por ejemplo, si se niegan a proporcionar sus huellas dactilares. La detención puede causar un daño psicológico de larga duración y el JRS Europa continúa abogando firmemente contra su uso generalizado por parte de los Estados miembros. Hay que buscar alternativas a la detención para reducir el sufrimiento humano.

En conclusión, el documento considera que el paquete de reformas representa una armonización a la baja y no a la alta de los estándares de protección en la UE. Como vimos en 2015 y 2016, las medidas restrictivas le fallan tanto a los migrantes forzosos como a la solidaridad entre los Estados miembros. Otra carrera hacia abajo sería muy peligrosa en todos los aspectos.







Press Contact Information
Oscar Spooner
oscar.spooner@jrs.net
+32 2 554 02 20