Europa: los católicos responden al llamamiento del Papa Francisco de acoger a los refugiados
08 septiembre 2015

Un profesor del JRS Rumania explica gramática a una niña refugiada. En toda Europa, los programas del JRS ayudan a los refugiados a construir una nueva vida. (Foto: JRS Rumania)
Esperemos que este ímpetu se mantenga.
Bruselas, 8 de septiembre de 2015 - Los católicos de toda Europa están respondiendo a la llamada del Papa Francisco para que muestren su hospitalidad con los refugiados. Desde la declaración del Papa a principios de esta semana, el Servicio Jesuita a Refugiados ha atendido a miles de personas deseosas alojar a los refugiados en sus hogares, proveerles de ropa u ofrecerles otro tipo de ayuda a quienes lo necesiten.

El domingo 6 de septiembre, el Papa Francisco pidió "que cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario en Europa acoja a una familia". Añadiendo que cada una de las dos parroquias del mismo Vaticano acogerán a una familia de refugiados.

"Frente a la tragedia de decenas de miles de refugiados que huyen de la muerte por la guerra y por el hambre... el Evangelio nos llama a estar junto a los más pequeños y más abandonados", dijo el Papa, quien pide que la bienvenida a las familias de refugiados sea parte de la preparación del próximo Año Jubilar de la Misericordia, que comenzará este diciembre.

Los católicos de Europa ya estaban ofreciendo su ayuda. "Nuestro teléfono móvil no deja de sonar. Hemos recibido 700 correos electrónicos en cinco días", dice Inês Braizinha, responsable de comunicación del JRS Portugal.

El JRS Francia está recibiendo cientos de llamadas cada día de personas dispuestas a acoger refugiados en sus hogares a través de su programa de acogida en Francia, Welcome en France, que pone en contacto familias francesas con solicitantes de asilo que necesitan una vivienda temporal.

El JRS Internacional ha recibido una ingente cantidad de donativos, así como de correos electrónicos con ofertas de ayuda. "Estamos conmovidos por la generosidad de las personas que nos escriben ", dice el director internacional del JRS, Peter Balleis SJ, desde la sede en Roma.

Michael Zammit SJ, director regional del JRS en Oriente Medio, estaba de visita en Austria cuando muchos refugiados llegaron a principios de septiembre. "Yo estaba allí al mediodía, cuando un tren lleno de refugiados llegó desde la frontera. Allí había mucha gente corriente para darles la bienvenida a los recién llegados", dice Zammit. "Vi una familia austriaca con dos muchachas que iban arriba y abajo distribuyendo chocolatinas. Otro chico joven con su padre venía de un McDonalds con un carrito lleno de cafés".

John Dardis SJ, jefe de los jesuitas en Europa, pidió al JRS y a la red jesuita que cumplan el mensaje del Papa en favor de la hospitalidad. "Todos hemos visto las terribles imágenes de los refugiados que mueren en su intento por ponerse a salvo en Europa", dice Dardis. Comparando la actual crisis de los refugiados con la de la Segunda Guerra Mundial, Dardis dice que "nuestros valores de solidaridad y hospitalidad son ahora más necesarios que nunca".

Ya están en marcha diferentes actividades para ayudar a los recién llegados de Europa Central. "Los jesuitas, aquí, están haciendo un trabajo maravilloso", continúa Zammit hablando de la respuesta de Austria. "Todas las comunidades están recibiendo al menos a una familia refugiada. Una noche, a las 11, el director de la casa del cardenal Koenig recibió una llamada telefónica de Caritas para ver cuántos refugiados podía recibir. Les respondió que podía recibir a un centenar de personas en varios de los grandes salones de la casa".

El JRS ya atiende a decenas de miles de refugiados en Europa. Entre sus programas están los siguientes:
  • En Italia, el JRS ayuda a más de 30.000 refugiados cada año, preparando comidas calientes a diario, ofreciendo asistencia médica y legal, ayudando a los niños con material escolar, ofreciendo cursos de idiomas, etcétera.
  • En Malta, una isla en el mar Mediterráneo, donde desembarcan muchos refugiados, el JRS ayuda tanto a los que se encuentran en detención como a los que viven en la comunidad.
  • En Rumania, el JRS ofrece asistencia legal, vivienda, clases de idiomas y mucho más a los refugiados, incluidos los sirios.
  • En Macedonia, el JRS tiene una casa segura para familias refugiadas.
  • En Alemania, el JRS ofrece asistencia jurídica especializada a las personas amenazadas de deportación.
  • En Portugal, el JRS ofrece a los refugiados reasentados formación en, por ejemplo, atención a personas mayores para que puedan conseguir un trabajo. El JRS Portugal es miembro de un movimiento que ofrece respuestas a cuestiones jurídicas y otro tipo de apoyo, por lo que los grupos locales que se ofrecen para ayudar a los refugiados los pueden acoger de manera efectiva.
El JRS Europa está aumentando sus operaciones a medida que van llegando las ofertas de ayuda, en colaboración con las oficinas europeas y otras contrapartes en temas de vivienda, defensa legal, etc.

"Esperemos que este ímpetu se mantenga", dice Balleis. "La bondad prevalecerá".





Press Contact Information

international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 608