Kenia: los graduados celebran los logros del pasado y un futuro esperanzador en el campamento de refugiados de Kakuma
29 septiembre 2014

Algabana Mubara graduada de Jesuit Commons: Educación Superior en los Márgenes, abraza a su madre tras recibir su diploma de la Regis University.
El alumno Sylvain Rubamya Canga recordó a los compañeros graduados los muchos obstáculos que encontrarán en su camino hacia el éxito, aunque les recordó que, "el que no arriesga nada no tiene nada y no es nada", animándoles a intentar transformar el mundo.
Kakuma, 29 de septiembre de 2014 - Una animada calle del campamento de refugiados de Kakuma rebosa de vida con tiendas donde venden telas multicolores de Tanzania, cafés etíopes que sirven expresos, familias que cobran las remesas que les llegan en los bancos somalíes y una microversión de una oferta de campus universitario de educación superior a distancia a inteligentes refugiados.

No muy diferente a los campus universitarios de otras partes, el Centro Arrupe del Servicio Jesuita a Refugiados está equipado con espacios verdes, una biblioteca y un laboratorio informático. El lunes de la semana pasada, el campus vibró aún más cuando 25 estudiantes del segundo grupo de Jesuit Commons: Educación Superior en los Márgenes (JC:HEM) celebró con orgullo su graduación.

Celebración de los éxitos. Durante tres años, los graduados estudiaron en un aula virtual en el centro desde donde podían acceder a los cursos online de universidades con sede en la India, España y Estados Unidos. Tras haber completado cursos de educación y económicas, los estudiantes obtuvieron sus Diplomas de Humanidades por la Regis University de Denver, Colorado, EE.UU.

La iniciativa, impulsada en 2010, tiene como objetivo promover el acceso a la educación universitaria a lugares "en los márgenes", o a áreas sin atención educativa de esta índole.

La ceremonia se celebró en honor de la promoción de 2011, la segunda celebración de graduación de JC:HEM en Kakuma, con discursos del director internacional del JRS, Peter Balleis SJ; la directora internacional de JC:HEM, Mary McFarland; el presidente de la Regis University, John Fitzgibbons; y el director del JRS en África Oriental, Deogratias Rwezaura SJ.

Aparte de sus logros académicos, también se rindió homenaje a su diversidad cultural con danzas tradicionales de Burundi, República Democrática del Congo, Somalia y Sudán del Sur. También hay egresados de Etiopía, Eritrea, Kenia y Sudán.

En declaraciones a un concurrido público formado por miembros de la junta de JC:HEM,  graduados y familiares y amigos, Deogratias Rwezaura SJ recordó a los estudiantes cuán lejos habían llegado.

"Ustedes quisieron salir de los márgenes y ponerse a la vanguardia de los servicios a la comunidad; pasar de ser víctimas de las circunstancias a convertirse en constructores de paz; dejar de ser los destinatarios de sus planes de futuro para convertirse en emprendedores y educadores; y de conformarse con su situación a aprender y ponerse al servicio de su pueblo. Todos estos sueños son la esencia de lo que significa ser hombres y mujeres entregados a sus prójimos".

Obstáculos a superar. Culminar su educación superior, no fue un viaje fácil. Algunos de los estudiantes son padres; otros viven a 14 km. del centro, lo que supone un viaje de al menos una hora por trayecto. La mayoría siguió trabajando mientras estudiaba para mantener a sus familias, y todos demostraron tener una gran paciencia con la lenta conexión a internet en el campamento de refugiados.

Ahora que se han graduado, están preparados para hacer frente a nuevos desafíos como, por ejemplo, de qué manera continuar su educación o aplicar su formación dentro o fuera del sobrepoblado campo de refugiados.

El alumno Sylvain Rubamya Canga recordó a los compañeros graduados los muchos obstáculos que encontrarán en su camino hacia el éxito, aunque les recordó que, "el que no arriesga nada no tiene nada y no es nada", animándoles a intentar transformar el mundo.

Hambre de más cosas. Este es un buen consejo ya que los graduados realizarán proyectos comunitarios, o buscarán empleo u oportunidades educativas. Sylvain fue admitido en el programa de Estudios de Desarrollo Global de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Un graduado, Muzabel Welongo, seguirá gestionando la organización de base comunitaria que él mismo puso en marcha: Solidaridad y Defensa de las Personas Vulnerables en Crisis. Otros graduados trabajarán como traductores para la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR),  como maestros en varias escuelas primarias o como personal humanitario para la Federación Luterana Mundial, el International Rescue Committee o el ACNUR.

El hambre de educación superior no termina en Kakuma con esta promoción. En 2014, más de 300 refugiados se presentaron para seguir alguno de los programas de diplomatura de JC:HEM. Después de un riguroso proceso de selección, 35 fueron admitidos. Mary McFarland, directora internacional de JC:HEM, indicó que en un futuro próximo el programa podría dar cabida a más estudiantes respondiendo así a la creciente población de los campamentos.

Estos estudiantes admitidos esperan continuar con la tradición establecida por las promociones anteriores a ellos: perseguir la misión de San Ignacio de "magis", para hacer más por uno mismo y por la sociedad.

Angela Wells, responsable de comunicación del JRS África Oriental




Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468