Kenia / Malawi: los refugiados graduados trabajan, estudian y sirven a sus comunidades
22 septiembre 2014

Estudiantes que se gradúan este año en el campamento de Kakuma, Kenia. Un 20% de los graduados de años anteriores en los campamentos de Kakuma y Dzaleka han seguido sus estudios en universidades de Kenia, Malawi o en los Estados Unidos. (Angela Wells/Servicio Jesuita a Refugiados)
Roma, 22 de septiembre de 2014 - Por segundo año consecutivo, un grupo de estudiantes refugiados de los campamentos de Kenia y Malawi se graduarán de la diplomatura virtual en humanidades que gestiona el Servicio Jesuita a Refugiados y Jesuit Commons: Educación Superior en los Márgenes (JC:HEM). El JRS ha comprobado que la mayoría de los egresados tienden a encontrar un empleo o a continuar sus estudios, y que casi todos los estudiantes participan en actividades al servicio de sus comunidades.

La diplomatura en humanidades - un programa a tiempo completo de tres años – está avalada por la Regis University, una universidad jesuita del estado norteamericano de Colorado. El plan de estudios incluye cursos de grado online de casi 50 universidades jesuitas. Para obtener el diploma, los estudiantes deben completar 45 créditos académicos, con tres créditos ofrecidos cada ocho semanas.

Este año, 43 refugiados procedentes de decenas de países africanos recibirán sus diplomas, con lo que el número total de titulados en los últimos dos años ascenderá a 91. El programa es una de las pocas oportunidades que tienen los refugiados de recibir educación superior. Menos del dos por ciento de la población refugiada puede acceder a la educación superior.

"Muy pocos refugiados tienen la oportunidad de asistir a cursos de educación superior. Espero que esta segunda ceremonia de graduación sea un indicativo de que algo ha empezado a cambiar. Y que con el tiempo el JC:HEM se convertirá en parte del tejido de Kakuma, y la asistencia a la universidad forme parte de la cotidianidad de los refugiados", dijo el director internacional del Servicio Jesuita a Refugiados, Peter Balleis, en la ceremonia de graduación en el campamento de Kakuma. La segunda ceremonia de graduación de este año se llevará a cabo en Malawi este viernes.

De los estudiantes que se graduaron en los programas de diplomatura de 2013, ocho personas fueron a estudiar a universidades de Kenia, Malawi o los EE.UU. como resultado de su participación en el programa. Tres de los ocho estudiantes recibieron becas.

Mientras que casi todos los estudiantes en el campamento de Kakuma (Kenia) han conseguido un empleo desde que comenzara el programa, la situación es más complicada en Dzaleka, donde la política del gobierno de Malawi sobre emplear a refugiados es más restrictiva.

Hacer el seguimiento de la evolución posterior de los estudiantes después de salir de los campamentos es difícil debido a la gran dispersión de estos ya que unos regresan a sus casas y otros son reasentandos en terceros países. Sin embargo, de los dos primeros grupos de las diplomaturas de Dzaleka, de los 43 refugiados de posgrado se sabe que 18 ya encontraron un empleo, y que otros ocho han seguido con sus estudios en el extranjero o en Malawi.

Servicio a la comunidad. Como parte esencial del programa está la idea de devolver algo a la comunidad, y muchos graduados ya lo han hecho. Una encuesta de enero de 2014, en Dzaleka, reveló que el 85% de los graduados actuales se dedican a algún tipo de actividad semanal de servicio en el campamento.

El Tutor Jefe Académico en Dzaleka, cargo anteriormente ocupado por personal internacional, es ahora un graduado de la primera promoción de estudiantes de la diplomatura.

"En 2010, parecía que estábamos nadando contracorriente, pero nos las arreglamos para conseguir nuestros diplomas. Ni siquiera se me pasaba por la cabeza que podría con tanto trabajo, pero ahora cada vez que me enfrento a un reto en mi vida, tengo confianza para investigar, pensar y buscar soluciones a estos problemas. Este es realmente el fruto de formar parte del JC:HEM", dijo Baravura Theogene.

La perspectiva de Baravura, como refugiado graduado, ha ayudado a comprender mejor e inspirar a los estudiantes para que superen concepciones  interculturales confusas, a identificar los desafíos que enfrentan los diferentes estudiantes y a hacer sugerencias sobre los procesos para superarlos.

Otros dos graduados, Jesse Kizungu (Económicas) y Bengheya Muhaya (Educación) se asociaron para diseñar e impartir un curso de formación de tres semanas en habilidades empresariales a 100 refugiados, solicitantes de asilo y habitantes locales de Malawi. Muchos de los que completaron la formación pusieron en marcha pequeñas empresas. Bengheya y Jesse ya han sido contratados por el JRS.

Ampliar oportunidades. El programa piloto de tres años de la diplomatura se puso a disposición de los refugiados que viven en campamentos de Kakuma (Kenia) y Dzaleka (Malawi), y de los refugiados urbanos en Ammán (Jordania). El primer grupo en Jordania se graduará en 2015. El programa se amplió posteriormente a un campamento de refugiados de Mae Hong Son (Tailandia) y a  Herat (Afganistán) y se espera abrir otros en Birmania, Chad y Sri Lanka en los próximos tres años.

El JRS y JC:HEM también ofrecen una serie de cursos, de tres a seis meses de duración, conocidos como Módulos de Enseñanza de Servicio Comunitario (CSLT, por sus siglas en inglés). Los módulos - asesoramiento, educación especial, inglés como segunda lengua, y salud materno-infantil – tienen un enfoque más práctico y directamente aplicable al entorno inmediato de los estudiantes. Hasta la fecha, cerca de 700 estudiantes se han graduado de los cursos CSLT y otros 250 están actualmente matriculados.






Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468