Este sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies: navegación / sesión, analytics, funcionalidad y de terceros. Al pulsar "Más información" se mostrará la información extendida sobre los tipos de cookies utilizadas y podrá elegir si desea autorizarlas mientras navega por el sitio.
MAS INFORMACIÓN
x

via todas las campanas


El Sr. Atef, un refugiado sirio, profesor de educación física en una escuela del JRS en Baalbek, Líbano. (Kristof Holvenyi/JRS)

Roma, 9 enero 2018 – Estamos escuchando las palabras "crisis de los refugiados" todo el tiempo, y la enorme magnitud de la situación actual - más de 65 millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares en busca de seguridad, de los que 22,5 millones tuvieron que huir de sus países - puede dejarnos con un sentimiento de impotencia y frustración. ¿De quién es la responsabilidad de resolver la "crisis de los refugiados"? ¿Se puede hacer algo? ¿A quién debería culpar por la situación?

La crisis real, sin embargo, no es una "crisis de refugiados", sino una crisis de solidaridad, o lo que el Papa Francisco ha llamado "la globalización de la indiferencia". La respuesta que se necesita es tanto individual como colectiva: la solidaridad no es solo un ideal, sino algo que se expresa en acciones y pasos concretos que nos acercan a nuestros vecinos, en cualquier situación en la que se encuentren.

El Papa Francisco nos anima a cada uno de nosotros a actuar: "Un solo individuo basta para que haya esperanza. Y ese individuo puedes ser tú". Para conmemorar el 104º Día Mundial de los Migrantes y Refugiados, el 14 de enero, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) pondrá en marcha la campaña  #Do1Thing, en la que se mostrará lo que algunas personas están haciendo para acoger, proteger, promover e integrar a los refugiados en sus comunidades. La campaña presenta cinco videos, cada uno dando a conocer el impacto que un voluntario o una voluntaria pueden tener en la vida de los refugiados.

Se trata de personas corrientes, que hacen cosas tan simples como ofrecer su amistad o ayudar con una clase de idioma. No están involucrados en grandes y heroicos actos, ya que a menudo solo ofrecen una cosa, una forma de apoyo, un día a la semana. A menudo, simplemente #Do1Thing.

El Papa Francisco dice que si puedes llevar esperanza a una persona, “entonces habrá otro 'tú' y otro 'ustedes’, que se convertirán en un 'nosotros'... cuando hay un 'nosotros', allí empieza una revolución”. Comparte tu propia historia #Do1Thing, para que otros sepan que no están actuando solos, sino que son parte de un movimiento, de una revolución de compasión y ternura.