via todas las campanas


Niños desplazados internos en Maban, Sudán del Sur. (Angela Wells / Servicio Jesuita a Refugiados)

Kampala, 15 de diciembre de 2016 – Con motivo del tercer aniversario del estallido de la violencia en Sudán del Sur de diciembre de 2013, la Oficina del Primer Ministro del Gobierno de Uganda, seis agencias de la ONU y once organizaciones humanitarias en Uganda hacen un llamamiento al mundo para que se ponga fin al sufrimiento del pueblo sursudanés.

Con 527.472* refugiados sursudaneses que han huido a Uganda en los últimos tres años, incluyendo los más de 338.000* desde julio, es de capital importancia que la comunidad internacional se reúna para apoyar a las organizaciones humanitarias en la prestación de asistencia vital a quienes se vieron obligados a huir de sus hogares y tomar medidas urgentes para encontrar una solución al conflicto.

Miles de personas continúan huyendo de Sudán del Sur a Uganda todos los días, 64% de las cuales son niñas y niños menores de 18 años, dejando atrás horrendas historias de violencia. Los refugiados informan que las milicias que actúan en la región de Equatoria atacan aldeas, matan civiles, queman casas, violan mujeres y niñas y secuestran a jóvenes varones y niños. Según se informa, se está impidiendo que la gente use las principales vías de acceso de Sudán del Sur, obligando a muchos a caminar por la selva durante días, a menudo sin alimentos ni agua. Los que están llegando informan que en las próximas semanas y meses podrían llegar miles de personas más a Uganda.

A los recién llegados se les ofrece techo, comida, agua y un entorno donde pueden vivir en condiciones de seguridad; sin embargo, la respuesta humanitaria a los refugiados de Sudán del Sur, en Uganda, sigue enfrentándose a retos importantes debido a la crónica y grave falta de financiación. Actualmente, solo se ha entregado el 36% de los 251 millones de dólares necesarios para 2016. Esto está creando fisuras importantes en una respuesta que amenaza la capacidad de las organizaciones humanitarias de proporcionar asistencia vital y servicios básicos.

En agosto de este año, se abrió un nuevo asentamiento en Bidibidi, distrito de Yumbe, para dar cabida a los miles de recién llegados. En cuestión de meses, las organizaciones humanitarias han transformado a Bidibidi, una región boscosa despoblada, en una de las mayores zonas de acogida de refugiados del mundo.

Uganda sigue mostrando una generosidad y hospitalidad sobresalientes hacia los refugiados de Sudán del Sur, en un momento en que el país alberga el mayor número de refugiados de su historia y en que recibe dos nuevas oleadas de refugiados: unos procedentes de la República Democrática del Congo, otros de Burundi. Uganda ha mantenido sus fronteras abiertas para permitir que los refugiados se pongan a salvo. Y, como parte de su política de acogida, les facilita tierras para construir nuevas viviendas y cultivar. Los refugiados en Uganda disfrutan de una serie de derechos y libertades que les permiten obtener empleo, iniciar negocios y hacer contribuciones económicas positivas a sus comunidades de acogida.

Las comunidades de acogida en el norte de Uganda se merecen nuestro elogio por haber donado la tierra en la que se encuentran los asentamientos que albergan a los refugiados sursudaneses. Como reconocimiento a la solidaridad mostrada por las comunidades anfitrionas, como principio rector, aproximadamente el 30% de la respuesta humanitaria beneficia directamente a los ugandeses mediante mejoras a la infraestructura local.

Agradecemos a nuestros donantes las contribuciones hechas hasta ahora, pero hay que hacer más para poner fin al sufrimiento de los sursudaneses. Instamos a la comunidad internacional, tanto a quienes ya están comprometidos como a los nuevos socios, a que aceleren sus contribuciones de fondos y experiencia para garantizar que podamos satisfacer las necesidades de los refugiados sursudaneses en Uganda. Sin apenas soluciones políticas a la crisis, debemos poner todos nuestros esfuerzos en encontrar salidas a largo plazo que permitan a estos refugiados reconstruir sus vidas con seguridad y dignidad. Sigue siendo vital que aquellos con influencia sobre el liderazgo político en Sudán del Sur utilicen todos los canales disponibles para animar a las facciones en conflicto a que dialoguen y pongan fin al derramamiento de sangre. En nombre de los sursudaneses, el mundo no puede permitirse el lujo de fracasar.

Para más información contacte:

Comisionado para los Refugiados, Kazungu David Apollo, Oficina del Primer Ministro, dakazungu.dor@opm.go.ug

John-Paul Magezi, Oficina del Primer Ministro, +256 782 462 599, pmagezi.dor@opm.go.ug

Charlie Yaxley, ACNUR, +256 776 720 045, yaxley@unhcr.org

Beatrice Okello, FAO, +256 77 650 2504, Beatrice.Okello@fao.org

Peter Nzabanita, OIM, +256 703 301 056 / +256 776847090, pnzabanita@iom.int

Catherine Ntabadde, UNICEF, +256 717 171 111 / + 256 772 629 567 / + 256 703 729567, cntabadde@unicef.org

Cheryl Harrison, PMA, Cheryl.Harrison@wfp.org

Karin Elisabeth Lind, Ayuda de la iglesia Danesa, +256 782 318 735, keli@dca.dk

Severine Moisy, DRC, +256 772 261 305, s.moisy@drcuganda.org

Wycliffe Nsheka, Ayuda de la Iglesia Finlandesa +256 772 961551 / + 256 706 021551

Trisha Okenge, Food for the Hungry (FH), +256 783371710, tokenge@fh.org

Angela Rugambwa, International Rescue Committee, +256 772 774594, angela.rugambwa@rescue.org

Kevin White, Servicio Jesuita a Refugiados, +256 414 501 790, uganda.director@jrs.net

Amy Frost, Save the Children, +256 788 506 676, afrost@savechildren.org

Helen Manson, Tutapona Trauma Rehabilitation, +256 778 989 338, helen@tutapona.com

Emitido en nombre de:

Gobierno de Uganda, Oficina del Primer Ministro Departamento para los Refugiados

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

Organización Internacional para las Migraciones (OIM)

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres)

Programa Mundial de Alimentos (PMA)

ACTED

Ayuda de la iglesia Danesa

Consejo Danés para los Refugiados (DRC)

Ayuda de la Iglesia Finlandesa

Food for the Hungry (FH)

Humanitarian Initiative Just Relief Aid (HIJRA)

International Rescue Committee (IRC)

Servicio Jesuita de Refugiados - Uganda

Real Medicine Foundation

Save the Children

Tutapona Trauma Rehabilitation

* Las cifras se basan en los registros biométricos en el Sistema de Gestión de Información de Refugiados del Gobierno y en el registro manual de emergencia, recuento y pulseras para el flujo de emergencia de recién llegados.