via todas las campanas

Damasco, 21 de marzo de 2017 - La capital de Siria, se despertó con una terrible explosión alrededor de las cinco de la mañana en el área de Joubar, en la ciudad. Desde entonces, se han producido fuertes ataques con cohetes y morteros en los barrios de Al-Abbassyin, Kassaa, Bab-Touma, Mazraa y Jaramana de la capital. Hasta ahora (9:30 a.m.), no tenemos constancia de la cifra de muertos o de heridos en esta última tanda de violencia.

El responsable de comunicaciones del JRS Siria nos informa desde Damasco que "Jaramana, donde se encuentra el Centro Alberto Hurtado del JRS, también fue blanco de los bombardeos esta mañana. Afortunadamente, ninguno de los empleados o centros del JRS se ha visto afectado. En Damasco, ninguno de los miembros del personal del JRS pudo llegar ni a la oficina ni a los centros debido a los graves enfrentamientos que se producían en el exterior”.

Ha sido casi una semana de violencia en Damasco. Más de cincuenta personas murieron en explosiones similares cerca de un concurrido santuario hace unos días. Los ataques violentos y los bombardeos continuaron durante la mayor parte de la semana pasada.

El JRS Oriente Medio – Norte de África y el JRS Siria siguen haciendo un vehemente llamamiento a todas las facciones para que cese toda violencia de forma inmediata y se garantice la seguridad de todos los sirios y sirias y una paz duradera para todo el país. Seguimos rezando por ello.

Hoy, “día de la madre", recordamos y rezamos por todas las madres sirias, y en particular, por las afectadas por la violencia.