via todas las campanas
Siria: la cotidiana lucha por la supervivencia Los compromisos de los donantes deben priorizar la necesidad urgente de ayuda humanitaria para los sirios desplazados Jordania: Un rayo de esperanza Jordania: un arduo y peligroso viaje hacia la seguridad Jordania: atrapados entre los recuerdos del pasado y la realidad de hoy Jordania: el sueño de una Siria abierta Jordania: comer polvo aquí o morir en Siria Jordania: educación online, aprovechando las capacidades de los refugiados Jordania: refugiados que ayudan a refugiados El director del JRS Oriente Medio visita los Estados Unidos Líbano: una taza de té en la nieve Líbano: el antes y el después del desplazamiento a través de los ojos de un niño sirio Líbano: mantener vivo un espíritu especial Líbano: la barrera del idioma impide que los niños y niñas sirios asistan a la escuela Líbano: niños refugiados que cuentan con una escuela Líbano: Corriendo con los amigos, otra vez Líbano: La escuela permite a los estudiantes soñar con el futuro Líbano: las niñas y los niños sirios necesitan algo más que una educación tradicional Líbano: las familias sirias huyen para proteger a sus hijos Líbano: xenofobia contra los sirios en las escuelas públicas Oriente Medio: grupos humanitarios y pro derechos humanos piden que la protección de los civiles sirios sea una prioridad mundial Oración por Siria: bienaventurados sean los pacificadores Seis años ya compartiendo historias de esperanza para el futuro de la población siria Siria: se amplían los servicios en medio de los disturbios Siria: entre el miedo a la violencia y la lucha por sobrevivir Siria: la escasez de pan y combustible en Alepo agrava los problemas diarios Siria: reuniendo a las familias Siria: clama por la paz Siria: el diálogo es la solución, no la guerra Siria: sirios desplazados luchan por encontrar un refugio Siria: animando a los desplazados internos a participar en la ayuda de emergencia Siria: el espíritu de resistencia se mantiene entre las ruinas Siria: un examen del papel de las mujeres desde una perspectiva humanitaria en la respuesta a los conflictos Siria: Encontrar comunidad en el Centro Alberto Hurtado Siria: aferrarse a la normalidad en Alepo Siria: la situación humanitaria en la región se deteriora rápidamente Siria: en el conflicto, la persecución afecta a musulmanes y cristianos por igual Siria: los refugiados iraquíes en los márgenes de otro conflicto Siria: El JRS pide una salida segura y protección para toda la población civil en Alepo Siria: el JRS amplía la ayuda de emergencia en Alepo Siria: Laila, el arte está en su corazón Siria: que este cuarto aniversario de la guerra sea el último Siria: redes locales de solidaridad y el JRS ayudan a las familias desplazadas Siria: un refugiado encuentra el propósito de su vida en el Centro Al Mukhales Siria: Sueños destrozados, ascuas de esperanza Siria: miles de desplazados tras el aumento de la violencia en Sheikh Maqsoud Siria: transformar el dolor en su herramienta más poderosa Siria: dos años de conflicto amenazan la educación y el bienestar de los niños Siria: actualización sobre la asistencia de emergencia del JRS Siria: necesidad urgente de suministros para el invierno Siria: la violencia en Damasco aviva la desesperanza y el miedo Siria: los voluntarios son esenciales para el trabajo del JRS Siria: por qué la gente huye y por qué necesita protección Siria: una fundación alemana de defensa de los derechos humanos reconoce el trabajo de la comunidad jesuita Siria: trabajar bajo los principios de neutralidad, no violencia e inclusión EE.UU.: el Servicio Jesuita a Refugiados con Siria Voces de Europa unidas para ayudar a los refugiados sirios


Miembros de la comunidad local en la Ciudad Vieja de Homs se reúnen en la residencia de los jesuitas, donde se ha rehabilitado uno de los 18 pozos comunales. La apertura de los pozos se celebró con una modesta ceremonia litúrgica, concelebrada por los líderes religiosos de las comunidades musulmana y cristiana.
Homs, 16 de enero de 2015 - Desde que se firmara el alto el fuego en la Ciudad Vieja de Homs a principios de 2014, esta ciudad ya no aparece en los titulares que llegan de Siria. Recuperar y restaurar la Ciudad Vieja para que vuelva a ser lo que fue llevará años de trabajo. Mientras tanto, los que han podido ya han regresado a sus hogares para tratar de reconstruir lo destruido y recuperar sus bienes.

Empezando poco a poco, el JRS, en cooperación con las comunidades locales, ha rehabilitado 18 pozos - dos de los cuales se encuentran en las áreas rurales de Homs - para abastecer a los residentes de agua potable. Hace un mes, los pozos se abrieron oficialmente y fueron bendecidos en una modesta ceremonia en la que también participaron jeques locales y sacerdotes que viven en la Ciudad Vieja de Homs. En total, los pozos proporcionan agua a más de 9.600 personas.

"Este proyecto es una muestra de la voluntad del pueblo sirio, incluso en este momento de gran sufrimiento, de cruzar las denominadas líneas de división entre las comunidades con el fin de compartir un recurso tan vital. Es una pequeña pero poderosa señal de esperanza ver a algunos de los líderes locales de Homs rezando juntos y públicamente expresando su deseo de compartir un recurso tan preciado con todos los miembros de la comunidad, independientemente de su origen", dice un miembro del personal del JRS que trabaja en el proyecto.

El de Homs durante los últimos dos años fue un amargo conflicto y la magnitud de destrucción, terrible. La demografía de la ciudad quedó alterada drásticamente de acuerdo con las tendencias sectarias debido al éxodo de personas huyeron de Homs a otras zonas del país o cruzando las fronteras hacia los estados vecinos.

Aunque desde entonces ya no hay combates, y están más o menos limitados a la zona de Al Waer donde los actores gubernamentales y no estatales siguen luchando, las condiciones de vida en Homs siguen siendo graves.

"Hay tal escasez de agua, electricidad, gasóleo, gasolina y gas que la vida cotidiana se ha vuelto increíblemente difícil. Muchas familias que a duras penas salían adelante y que sobrevivieron a la guerra, ahora están haciendo las maletas y abandonando Homs porque ya no pueden sobrevivir a tanta escasez", dice Ziad Hilal SJ, director del proyecto en Homs.

"Tenemos una crisis de agua no solo en la Ciudad Vieja de Homs, sino en toda la ciudad. Hay largas horas sin electricidad, acompañados por la falta de combustible para el funcionamiento de los motores de las bombas de agua; es decir, el agua no llega a la ciudad durante dos o tres días".

La rehabilitación de los pozos se identificó como una necesidad urgente cuando terminó el asedio al Viejo Homs y los residentes pudieron regresar. No solo se trata de abastecer de agua potable, sino de aliviar la presión sobre las familias que padecen dificultades y de preservar la dignidad de las personas cuando lo han perdido casi todo.

Usted puede apoyar el trabajo del JRS aquí.

Zerene Haddad, responsable regional de advocacy y comunicación