via todas las campanas


Un voluntario del Servicio Jesuita a Refugiados, que trabaja en la cocina de campo en Alepo. Los programas de seguridad alimentaria del JRS han beneficiado a más de 123.000 personas en Siria. (Jesuit Refugee Service)
Washington DC, 7 de marzo de 2014 – El 15 de marzo se cumple el tercer aniversario de la crisis de Siria. El Servicio Jesuita a Refugiados en los EE.UU. se une a la campaña #WithSyria, junto a millones de personas y otras organizaciones de todo el mundo, para que se encienda una luz sobre esta situación desesperada y exigir el acceso inmediato y sin trabas de la ayuda humanitaria para proteger a los millones de niñas, niños y familias inocentes atrapadas hoy por el conflicto. El mundo no puede seguir indiferente a su clamor.

Siria es la mayor crisis humanitaria de nuestros días, y la situación se está deteriorando a medida que la violencia se intensifica y continúan los combates en todo el país. Más de nueve millones de sirios necesitan urgentemente ayuda, dos tercios de ellos se encuentran dentro de Siria, desplazados de sus hogares, de sus escuelas, de sus empleos y de sus comunidades. En las ciudades sitiadas, las familias padecen hambre y graves niveles de desnutrición. Cada hora, trescientas personas huyen atemorizadas de sus hogares. Más de 100.000 han sido asesinadas. La falta de protección marca el conflicto, del que llegan informes preocupantes de abuso contra mujeres y niños, incluyendo violaciones.

"Lo más estresante es que cuando sales de casa por la mañana, no sabes si volverás a ver a los tuyos de nuevo. No podemos salir por la noche, nos quedamos aquí dentro atrapados. Es sofocante", dice un voluntario del Servicio jesuita a Refugiados en Siria.

"Esta violencia interminable hace que los sirios se sientan realmente cansados; frustrados y cansados. Necesitamos que quienes luchan entre ellos recuerden la existencia de un mínimo de ética humana y de respeto por la humanidad básica. Nos sentimos abandonados", dijo el P. Nawras Sammour SJ, director del JRS Oriente Medio, durante un reciente viaje a los EE.UU.

Nuestra firme esperanza en una paz real e inclusiva es la piedra angular de nuestras actividades de advocacy, cuya meta es que la comunidad internacional se involucre en los objetivos clave. Nuestra prioridad es promover los esfuerzos diplomáticos y ejercer presión sobre el gobierno y los grupos de la oposición siria para que lleguen a un acuerdo de alto el fuego inmediato y encuentren una solución negociada.

"La guerra no va a resolver nada", dijo el P. Sammour.

"Necesitamos un proceso pacífico, tenemos que reunir a la gente y permitirles que hablen entre ellos... y esa es mi esperanza".

El JRS en Siria se está centrando principalmente en dos frentes: la ayuda de emergencia a las personas más necesitadas y las actividades educativas que mejoren la reconciliación y la convivencia entre personas de diferentes orígenes socio-económicos y religiosos.

En la actualidad, la ayuda de emergencia consiste en apoyo alimentario, suministro de equipos de higiene y de artículos no alimentarios como mantas y ropa, asistencia médica básica, gestión de alojamientos y apoyo al pago de alquileres. Un aspecto fundamental de la misión del JRS en Siria es el apoyo educativo y psicosocial que se ofrece a 9.800 niñas, niños y mujeres. En total, más de 300.000 personas reciben ayuda del JRS en Damasco, Homs, Alepo y las zonas costeras de Siria.

Además de forjar relaciones sólidas basadas en la confianza y la equidad, el JRS tiene su forma única de trabajar con las familias. El acompañamiento, uno de los pilares de la labor del JRS, se personifica en las continuas visitas domiciliarias a familias, algo esencial en todos los proyectos del JRS en la región. Mediante estas visitas, el JRS puede identificar qué necesitan las familias y, lo más importante, responder a estas necesidades a través del acompañamiento.

Si bien la coordinación entre el JRS, redes jesuitas, cientos de voluntarios comprometidos, otras entidades  cristianas y musulmanas y organizaciones seculares ayudan a los civiles a recibir la tan necesaria ayuda, ésta no es suficiente para satisfacer las cada vez mayores necesidades.  Sea como sea, la comunidad internacional no ha apoyado adecuadamente las iniciativas de la sociedad civil siria, y eso es algo que hay que cambiar.

Según la ONU, la cifra  de sirios que necesitan asistencia humanitaria ha subido drásticamente, llegando a los 9,3 millones de personas, frente a los 6,8 millones de junio de 2013. Del mismo modo, el número de personas desplazadas dentro del país ha pasado de 4.250.000 a más de 6.5 millones. Con cada día de violencia,  aumenta la cifra de civiles necesitados en las áreas inaccesibles bajo el fuego. Tres millones de personas están atrapadas en zonas de difícil acceso o sitiadas, de las que se calcula que 250.000 no pueden acceder a la ayuda desde hace más de un año.

El número total de refugiados que huyen de Siria se cuadruplicó durante 2013, llegando a los más de 2,5 millones en la actualidad. La cifra sigue aumentando a medida que se intensifican las hostilidades dentro del país. Las naciones limítrofes con Siria se están acercando a un peligroso punto de saturación, especialmente el Líbano, donde hay más de 900.000 refugiados. Estos países vecinos necesitan apoyo urgente para poder seguir manteniendo abiertas las fronteras y ayudar a los refugiados.

Los equipos del JRS trabajan en el Líbano, Jordania y Turquía ofreciendo ayuda urgente y apoyo educativo y psicosocial. Estos países están luchando para responder a las necesidades y asimilar el creciente número de refugiados. Las infraestructuras existentes y los proveedores de servicios se enfrentan a enormes presiones y tensiones que ya se perciben entre las comunidades de acogida y los sirios. Los donantes internacionales deben proporcionar un mayor apoyo técnico y financiero con el fin de aliviar la presión y ayudar a refugiados y hogares vulnerables locales por igual. Los hogares de los refugiados más vulnerables deben tener acceso a los trámites para el reasentamiento o la protección temporal en Europa, Estados Unidos y otros países dispuestos a compartir la carga con los vecinos inmediatos de Siria.

La naturaleza y la magnitud de las necesidades humanitarias son críticas en toda Siria. El enfoque es llevar a cabo actividades que salven vidas: asistencia y evacuación de los heridos, así como agua, saneamientos, salud, vivienda y alimentos.

Aproximadamente la mitad de los que sufren son niñas y niños. Si no se hace nada, vamos a perder toda una generación de jóvenes en esta guerra. Es cada vez más probable que veamos la mitad de la población de Siria de antes de la guerra - 22 millones – como desplazados internos o refugiados.

En este tercer aniversario del conflicto, estamos con Siria y nos comprometemos a hacer todo lo posible para asegurarnos de que el pueblo sirio no pierda un año más entre baños de sangre y sufrimientos. Nos solidarizamos con el pueblo de Siria, y con la gente de todo el mundo, haciendo un llamamiento a nuestros líderes para que también se comprometan. En concreto, el JRS USA y nuestros compañeros de InterAction pedimos:
  1. que todas las partes en el conflicto en Siria trabajen con las Naciones Unidas y los gobiernos donantes para permitir y facilitar el acceso inmediato y sin trabas a los actores humanitarios en toda Siria,de acuerdo con los términos de la Resolución 2139 del Consejo de Seguridad de la ONU;
  2. que los gobiernos donantes cubran el llamamiento humanitario de la ONU solicitando 6,5 millones de dólares para la crisis de Siria.
  3. que los gobiernos donantes sigan apoyando a los países vecinos y a las comunidades de acogida que generosamente apoyan a los refugiados que huyen del conflicto, incluyendo apoyo a programas de capacitación y de oportunidades laborales que fomenten la autosuficiencia.
  4. que la comunidad internacional aumente las cuotas de reasentamiento para los refugiados de Siria, en particular los más vulnerables, a terceros países y garantice que el reasentamiento y el asilo sea una parte de la respuesta humanitaria global.

Por favor, lea la siguiente declaración de los miembros de la dirección ejecutiva de InterAction, entre ellos Armando Borja del JRS USA, con motivo del tercer aniversario del conflicto sirio.




Qué puede hacer usted:
  • Usted puede apoyar el trabajo del JRS en Siria clicando aquí y haciendo un donativo online de forma segura.
  • En Washington, DC: 13 de marzo de 2014 a las 6:30 pm ET: Únase a nosotros en la vigilia #WithSyria frente a la Casa Blanca. Más información: bit.ly/NXvCEo
  • Los miembros de InterAction responden a la #CrisisSiria. Sus miembros tienen décadas de experiencia sobre el terreno: bit.ly/1gK4EIO
  • Alrededor del mundo: Apoye la campaña  #WithSyria asistiendo personalmente a una de las vigilias en ciudades de 30 países. Más información: www.with-syria.org
  • En Europa: preste su voz a los refugiados sirios, www.helpsyriasrefugees.eu
  • Únase a nosotros para estar junto a #WithSyria. Descubra cómo usted puede ayudar en www.with-syria.org